Limón en la herida

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Comparte esta publicación o envíasela a un amigo

Una de las cosas más importantes que he aprendido recientemente es a hacerme responsable por mi diálogo interno. Y ustedes dirán: ¿y qué carrizo es «diálogo interno»?
Bueno, ¿les ha pasado que muchas veces se sienten arrinconados por el miedo a la crítica o, que otros que los juzguen? Mamá, papá, hermanos, amigos, colegas. Seguramente si.

Cuando empezamos a desarrollar todos esos miedos la mayoría de las veces las personas a las que tememos ya no tienen el control de nuestras vidas; quizás siguen siendo importantes, pero, no te dicen más que hacer, qué comer, a qué hora dormirte, con quien salir, con quién pasar el resto de tu vida.
Entonces, en nuestra cabeza se crea un diálogo, de nosotros con esa otra persona. Y ese diálogo no siempre es amistoso, cordial y mucho menos comprensivo. Aclaro, es un diálogo en nuestra cabeza, es decir un «Diálogo Interno». Esa persona nos dice que nos equivocamos, mira en la situación que estás, que vergüenza por esto y aquello, y un millón de cosas más.

Pero, ¿saben una cosita? Esa voz no es de la otra persona, es nuestra, es nuestro propio diálogo interno, somos nosotros mismos, una voz a la que le pusimos una careta con el rostro del otro. ¿Y porqué hacemos eso?
Porque es mucho más sencillo responsabilizar a otra persona por nuestros miedos que asumir el control de nuestro diálogo interno.

Estoy descubriendo mejores formas de liderar mi diálogo interno, a conversar conmigo desde la responsabilidad y el amor para conmigo mismo. Para lograrlo es necesario recordar que somos importantes, valiosos, inteligentes. Ya casi suena a lo que Aibileen le hacía repetir a la niñita que cuidaba, en la película The Help: Soy gentil, soy inteligente y soy importante.

Le puse ese título al post porque para mi muchas verdades pueden sentirse como un chorro de limón en una herida, pero el limón tiene mucha vitamina C que refuerza nuestras defensas y además antiséptico.

Cuando aprendes y llevas la batuta en ese diálogo, se empiezan a derrumbar los juicios, los miedos y las caretas.

Deja un comentario

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete a mi Newsletter y recibe todas las novedades y recetas de mi blog.

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete y recibe las nuevas recetas y noticias de mi blog. 

Al suscribirte a mi newsletter aceptas el Aviso de Privacidad.

Gusylife.com © 2020 | Mexico City, MX

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete y serás de los primeros en recibir las novedades de mi blog.

Al suscribirte a mi newsletter aceptas el Aviso de Privacidad de Datos. Gusylife © 2020 | Mexico City, MX