Pan de coco sin amasar

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Comparte esta publicación o envíasela a un amigo

Cuando era niño mis abuelos maternos tenían en su patio varias palmeras de coco. Mi abuela los domingos por la tarde se dedicaba a tumbar unos cuantos cocos con una vara muy larga. Luego, disfrutábamos de una rica y fresca agua de coco con un toque de azúcar y trocitos de pulpa fresca. De allí, mi gusto particular por el coco. La receta que hoy les traigo es bastante sencilla, con un resultado sabroso, crujiente y con aroma delicioso. Bueno, sin más historias, manos a la olla.

Ingredientes 

Para el fermento

1 taza de agua semi tibia

1 cucharada de azúcar

1 cucharadita de levadura seca granulada

Para la masa

2 tazas de harina de trigo

4 cucharadas de leche en polvo

1/2 taza de coco rallado

4 cucharadas de aceite de coco

1/2 taza de azúcar

1 pizca de sal

Para la corteza

40 gramos de mantequilla

1/4 de taza de coco rallado tostado

1 cucharada de azúcar

Preparación

Colocar en el agua semi tibia la levadura y la cucharada de azúcar. Disolver todo utilizando una cuchara y esperar de 10 a 15 minutos hasta que se forme una espuma en la superficie del agua.

Mezclar en un tazón la harina, el coco rallado, la leche en polvo, la 1/2 taza de azúcar la pizca de sal. 

Añadir el fermento y el aceite de coco. Mezclar con una espátula o una paleta de 10 a 15 minutos hasta formar una masa homogénea. Reservar.

Para formar la corteza crujiente será necesario untar el interior de un molde para pan con mantequilla, la mejor forma de hacerlo es que no esté derretida; sino empezando a ablandarse, en el punto en el que es untable con facilidad.

Luego colocamos el coco rallado tostado dentro del molde y vamos girando para que el coco se pegue a la mantequilla, tal cual como se hace con la harina de trigo para los pasteles. Una vez esté cubierto todo el interior con la mantequilla y el coco rallado tostado, repetir la acción, esta vez con el azúcar. Reservar un poco de coco rallado tostado para la corteza superior.

Colocar la masa dentro del molde, estirando y cubriendo de forma uniforme la superficie.

Colocar sobre la masa el resto del coco rallado tostado y un poco de azúcar.

Dejar levar, tapado, durante 1 1/2 hora o hasta que duplique su tamaño.

Honrar a fuego medio durante 50 minutos o hasta que alcance el dorado deseado.

Al desmoldar el pan obtendrán una corteza dulce y crujiente totalmente irresistible.

Espero les haya gustado la receta y que puedan preparar este delicioso pan de coco y compartirlo.

¿Cómo hacer el coco rallado tostado?

Muy sencillo. Colocamos el coco rallado en una sartén seca y limpia a fuego bajo y revolvemos constantemente hasta que tome el color dorado deseado.

Deja un comentario

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete a mi Newsletter y recibe todas las novedades y recetas de mi blog.

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete y recibe las nuevas recetas y noticias de mi blog. 

Al suscribirte a mi newsletter aceptas el Aviso de Privacidad.

Gusylife.com © 2020 | Mexico City, MX

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete y serás de los primeros en recibir las novedades de mi blog.

Al suscribirte a mi newsletter aceptas el Aviso de Privacidad de Datos. Gusylife © 2020 | Mexico City, MX