Panecillos de canela

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on tumblr
Share on whatsapp

Comparte esta publicación o envíasela a un amigo

Si hay algo que me gusta son los roles de canela, del maravilloso olor que desprenden al hornearlos, pero, muchas veces me generan mucho más trabajo para el tiempo que tengo disponible. Por eso se me ocurrió hacer estos panecillos que son super sencillos y con el mismo toque de canela y azúcar que los rolls. Este tipo de masa es muy sencilla y casi no se amasa, casi todo se hace con una cuchara. Las cantidades que verán a continuación rinden para 3 personas, 4 si son generosos con el prójimo.

Ingredientes

1 taza de harina

1/2 cuchara de levadura seca granulada

1/3 de taza de agua

3 cuchara de azúcar

1 huevo

30 grs de mantequilla (es más o menos un tercio de una barrita tradicional)

Sal, una pizca

Canela en polvo

Preparación

Colocamos en el agua semi tibia la levadura seca y 1/2 cucharada de azúcar. Mezclamos bien hasta que se disuelva todo. Esperamos unos 10 minutos a que se activa, se le hará espuma encima del agua.

En un envase colocamos la taza de harina, 1 y 1/2 cuchara de azúcar, la pizca de sal, el huevo, y los 30 gramos de mantequilla a temperatura ambiente y añadimos el líquido donde está la levadura. Revolvemos con una cuchara hasta integrar todos y que se forme una masa. Quedará un poco aguada pero no se asusten, así debe ser. Tardarán unos 5 minutos revolviendo con la cuchara o con una espátula. Cuando ya se vea una masa uniforme la dejan reposar tapada unos 20 minutos. Les quedará algo similar a esto:

Mientras, la masa empieza a levar, vamos haciendo nuestra mezcla de 1 cucharada de azúcar y media cucharada de canela en polvo.

Ya han pasado 20 minutos y la masa ha crecido. Le sacamos el aire producto de la fermentación con la misma cuchara o paleta. Ahora, con ayuda de dos cucharas engrasadas vamos a ir tomando trozos y los vamos a ir dejando caer en la mezcla de azúcar con canela.

Y acto seguido, vamos a hacer girar ese bolita en la mezcla, para ello no hay ni que tocarla. Solo hacerla girar con cuidado, como si saltearamos algo en una sartén.

Una vez esté cubierta de canela y azúcar, la colocamos en un molde engrasado o anti adherente; tratando de no dejarlas tan pegadas porque aún les faltará crecer. En este paso ya pueden tomarlas con las manos porque la canela y el azúcar harán de aislante.

Si, las mías quedaron muy pegadas, por eso les advierto!

Se dejan levar tapadas una hora y media aproximadamente o hasta que dupliquen su tamaño. Luego se llevan a horno a fuego medio. Yo los coloco a hornear a 180 grados, pero ya saben que cada horno tiene sus mañas. Las dejamos hasta que doren y listo! A disfrutar sus bollos de canela.

¡Son tan ricos que ya quiero hacerlos de nuevo! Como consejito final opcional, cuando salen del horno, aún calientes, me gusta colocarles por encima un poco de mantequilla. ¡Sublime!

Inténtalo y me cuentas como te fue a través de mis redes sociales.

Deja un comentario

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete a mi Newsletter y recibe todas las novedades y recetas de mi blog.

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete y recibe las nuevas recetas y noticias de mi blog. 

Al suscribirte a mi newsletter aceptas el Aviso de Privacidad.

Gusylife.com © 2020 | Mexico City, MX

Un Newsletter Delicioso e Inspirador

Suscríbete y serás de los primeros en recibir las novedades de mi blog.

Al suscribirte a mi newsletter aceptas el Aviso de Privacidad de Datos. Gusylife © 2020 | Mexico City, MX